Esta plataforma se basa en un tipo de economía solidaria en la que todas las partes (Huerta.Business y las personas formadoras de los cursos) tienen la posibilidad de generar entradas económicas y al mismo tiempo apoyar sin costo a proyectos de Responsabilidad Social.

Creando un curso de pago podrás elegir cuál proyecto apoyar: la plataforma donará una página de promoción en la plataforma a dos proyectos seleccionados.

Hasta el 30 de junio 2020 los proyectos a apoyar serán dos: la creación del libro dirigido a la infancia Pinocho verde y Comunidades lectoras y narradoras, un programa de formación en actividades de fomento y animación de la lectura para docentes y bibliotecólogos residentes en áreas rurales o de atención prioritaria de países hispanohablantes.

En el primer trimestre del 2020 Huerta.Business abrirá un concurso para recibir nuevos proyectos de Responsabilidad Social, los cuales serán evaluados por una comisión interna y votados por las personas usuarias de la plataforma.

Los nuevos proyectos seleccionados al ser votados por formadores y estudiantes de la plataforma, recibirán apoyo económico por parte de Huerta.Business durante dos años. Cada dos años se realizará un nuevo concurso para seguir apoyando a proyectos.

¡Cosecha proyectos!

Biodiversidad, educación, Responsabilidad Social, proyectos educativos, Pinocho verde, Costa Rica.
¿Qué pasaría si Pinocho, el famosísimo Pinocho del escritor italiano Carlo Collodi, lograra escapar del estómago de un tiburón ballena y “desemballenara” en Costa Rica? En esta hipótesis fantástica se basa el libro Pinocho verde, que ve al títere de madera cumplir con la búsqueda de su padre Gepetto y descubrir la belleza del país centro americano.
Crowdfunding para proyecto de fomento de lectura.
En diagnósticos realizados en Costa Rica por parte de Servicios Culturales Imaginarte antes del año 2014, se detectó la necesidad, expresada por los mismos educadores y bibliotecólogos, de recibir formación teatral para transmitir y construir hábitos lectores de una forma lúdica, creativa e interactiva. Gracias al desarrollo del Proyecto Comunidades lectoras y narradoras el cambio de actitud de los/las estudiantes en clase y en la biblioteca hacia las materias de lectura y de escritura, ha sido evidente.